sábado, 22 de octubre de 2016

Mi experiencia trabajando en una escuela Montessori en Inglaterra y de la formación como Asistente Montessori 3-6 AMI I

En la entrada de hoy (que dividiré en dos para que no se haga muy larga) os cuento mi experiencia trabajando en una escuela Montessori en Inglaterra y mi opinión sobre la formación que realicé de Asistente Montessori por AMI Londres. 


Empezamos… 

Mientras yo estaba trabajando en mi primera escuela infantil, mi compi de piso Cris trabajaba en una escuela Montessori. Yo le hacía muchas preguntas sobre cómo era la escuela, la metodología, las actividades que hacían y siempre me quedaba con el gusanillo y la envidia de poder vivirlo día a día. Al cabo de unos meses me comentó que estaban buscando a una persona para trabajar en la clase de 2’5-5 años. Ella me advirtió que era un trabajo muy duro, pero yo  entré a trabajar y duré 2 meses jaja. Me arrepiento, NO. 

En la escuela había niños de 0-5 años, estaba la clase de 2 meses a 1 año, 1-2’5 años y la mía de 2’5-5 años. Era la escuela más preciosa del mundo, rodeada de jardines, con bosque propio,  cabras, gallinas, conejos  y lo más importante ecológica y sostenible. Era un sueño esa escuela. Lo que no fue un sueño fue trabajar ahí. Yo soy maestra de infantil,  en aquella época no tenía formación Montessori, por lo que mis tareas diarias eran muy aburridas, poner lavadoras, doblar ropa, colocar la vajilla, poner jabón en los botecitos de los niños, poner la mesa, recoger la mesa. El único momento en el que estaba con los niños era cuando me tocaba baño y vigilaba patio. 

Yo me tomé esos dos meses para observar lo que pasaba en clase, conocer una escuela Montessori, cómo se relacionaban las guías con los niños, los niños entre sí, tocar los materiales, sentarme con ellas a ver alguna presentación y sobretodo para hacer preguntas, muchas preguntas a mis compañeras.  

Me enteré que justo en Londres en la Asociacion Maria Montessori Institute (AMI) iba a empezar el curso de asistente, así que deje la escuela y ese mes me dediqué a estudiar. Me arrepiento de haber estudiado el curso? No. Lo recomiendo? No sabría que decir. ..

Aprendí mucho, la sensibilidad, la delicadeza, el cuidado por el material, por el ambiente preparado, por observar al niño, no interrumpir, acompañar… fue un mes de grandes conocimientos, pero nos estamos volviendo locos.  

Montessori está de moda, todo  se dice que es Montessori, los padres quieren escuelas Montessori, charlas Montessori, los coles se anuncian como Montessori cuando la mitad no lo son, nos inventamos cosas Montessori el bote de la calma (justo por  este recurso pregunté en el curso y la profe no tenía ni idea de el, no los había escuchado nunca y no, no eran invento de María, cosa que no quita que sea un recurso maravilloso que funciona, pero no, no lo llamemos Montessorianos). 
Viví situaciones en el curso que no me gustaron. Nos enseñaron a usar algunos materiales, y al preguntar por otros o al querer ampliar cierta información la respuesta era siempre la misma: haz el curso de 13.000 euros y te lo contaremos, y claro, señora, no, no tengo 13.000 euros para gastarme en un curso Montessori, con lo cual me toco buscar las respuestas por mi cuenta (en youtube tenéis explicaciones geniales de los materiales, y gratis). 

Con todo esto no,  día de hoy no odio el método Montessori, hay muchos aspectos que no me gustan, por eso creo que la escuela ideal tiene que combinar varias pedagogías, seleccionar aquello con lo que estés de acuerdo, que creas y  veas que interesa y funciona a tus alumnos, pero una pedagogía que no ha cambiado  y que no admite cambio desde hace 100 años no es mi pedagogía perfecta. Esto no quita que haya cosas que me gusten, otras que me encanten.  


Así que en la siguiente entrada os cuento después de esta experiencia que es aquello que me llevo a mi aula futura ( ya aprovecho y os cuento que he vuelto a Madrid)  ya no soy una aventurera por Inglaterra, pero poco a poco intentaré ir terminando las entradas pendientes que tengo de mi época de lluvias constantes ;)  

3 comentarios:

  1. Hola Laura, estoy de acuerdo en saber elegir lo que mas te gusta de cada metodo o pedagogia, porque asi se avanza y se personaliza la enseñanza. Que suerte que hayas podido contrastar y sacar tus propias conclusiones. A mi la verdad que reconozco que me gustan muchos materiales e ideas montessorianas, pero lo que se... solo lo conozco por mi propia busqueda personal, ni tengo formacion ni pretendo hacer esos carisimos cursos. Tambien hay muchas cosas que no me gustan, asi que aunque ahora suena mucho Montessori ( yo la primera que me gusta aprender y aplicar algunas cosas),hay que saber extraer lo que a una le venga bien para su aula y para sus pequeñines.
    Muchas gracias por tu reflexion.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas cosas buenas, en la próxima entrada contaré todo lo que aprendí y que me gustaría llevar a mi aula, pero es eso, hay que saber seleccionar, ser críticos y elegir aquello que nos gusta y nos funciona.
      Tengo amigas que se han formado en España haciendo cursos y están encantadas, si quieres dime te paso información y los precios no tienen nada que ver con los de UK jaja.
      Un abrazo Rosa y lee la siguiente entrada que seguro que te gusta ;)

      Eliminar
  2. Hola Laura, estoy de acuerdo en saber elegir lo que mas te gusta de cada metodo o pedagogia, porque asi se avanza y se personaliza la enseñanza. Que suerte que hayas podido contrastar y sacar tus propias conclusiones. A mi la verdad que reconozco que me gustan muchos materiales e ideas montessorianas, pero lo que se... solo lo conozco por mi propia busqueda personal, ni tengo formacion ni pretendo hacer esos carisimos cursos. Tambien hay muchas cosas que no me gustan, asi que aunque ahora suena mucho Montessori ( yo la primera que me gusta aprender y aplicar algunas cosas),hay que saber extraer lo que a una le venga bien para su aula y para sus pequeñines.
    Muchas gracias por tu reflexion.
    Un saludo.

    ResponderEliminar