jueves, 10 de junio de 2021

Eclipse solar y contenidos en Infantil



Uno de los criterios de evaluación que tenemos en el currículo de Madrid es “saber que la Tierra gira alrededor del Sol. Conocer el nombre de algunos planetas y que la Luna gira alrededor de la Tierra”.

Todas, por tanto “deberíamos” trabajar este contenido según normativa, pero ¿cómo se hace esto?

En  la asamblea ha salido el tema del eclipse de hoy, había varios niños muy informados que nos han contado al resto qué es lo que iba a suceder.  Hemos sacado el globo terráqueo, una lámpara a modo de Sol, una esfera que ha hecho de Luna y hemos explicado qué estaba pasando. Hemos visto que la luna gira alrededor de la Tierra y que a su vez la Tierra gira alrededor del Sol. Han hablado de la comparación entre estrellas y planetas, hemos recordado lo que eran las constelaciones…

En la zona de arte los que han querido han reproducido el eclipse, el universo y otras escenas del espacio. 

Para mí este contenido está trabajado y de un modo vivencial que se une con la forma de trabajo en infantil. Ha salido de ellos y lo hemos relacionado con un momento real y significativo. 


Muchas veces veo que se justifica tener un método de editorial porque “hay contenidos que tenemos que trabajar” y hay que hacerlo por proyectos que duran 3 meses. 

¿De verdad que tenemos que tener a los niños y niñas 3 meses hablando de temas que solo interesan a unos pocos cuando luego en primaria son contenidos que se repiten? 

¿No sería mejor centrarnos en lo que está pasando, vivir la realidad e ir disfrutando de las pequeñas cosas que suceden en el día a día en infantil que son mucho más valiosas que lo que dicta un método creado solo para      vender ?

lunes, 7 de junio de 2021

Dibujando el mar por el día de los Océanos

Este año mi clase se ha unido a la propuesta que han hecho desde Teachers for Future para celebrar el día de los Océanos, 8 de junio. 

Desde su web nos dicen que el objetivo a trabajar este día en los colegios es "fomentar la comprensión del papel fundamental que juega el mar en la vida del ser humano y la importancia del trabajo de los pescadores en la conservación de los recursos marinos".

Nos ofrecen diferentes propuestas para llevar a cabo desde crear murales, escribir cartas a los océanos, hasta hacer canciones. Yo he elegido trabajar los océanos desde el arte.



Lo primero que hicimos fue hablar sobre qué eran los océanos y qué estaba pasando con ellos. Hablamos de las especies amenazadas o en peligro de extinción y de otras que no lo están pero que podrían estarlo. 

Hablamos sobre cosas que se pueden hacer para cuidar el mar, como reciclar o de lo importante que es recoger la basura que encontramos en las playas.

Tras una larga conversación en el momento de la asamblea, pasamos a recrear el mar usando diferentes técnicas.

Lo primero que hay que hacer es empapar una cartulina en agua y pintarla con tintes líquidos.

Posteriormente, darle color salpicando con pinceles y témpera muy diluida en agua para crear el fondo del mar.





Una vez seca la base, es hora de darle vida al océano, para ello se usa rotulador permanente negro para la figura y acuarelas para el fondo. Se recorta, se pega y listo, ya tenemos nuestro océano. 

Aquí fotos del resultado final:

















domingo, 25 de abril de 2021

Un árbol, una poesía.

En estas dos últimas semanas, las tres clases de 4-5 años hemos estado realizando el proyecto “Un árbol, una poesía”. Un proyecto que une naturaleza y lectura y que con ello celebramos el día de la tierra,  22 de abril y el día del libro, 23 de abril. 


          

Durante la Semana Santa pedimos a las familias que junto con las niñas y los niños buscasen un árbol de nuestra localidad, un árbol que fuese especial para los niños y que nos mandasen el nombre y la localización.
En total tenemos 53 alumnos así que nos pusimos manos a la obra para recopilar 53 poemas que hablasen de árboles en particular y naturaleza en general. Una vez seleccionados, los fuimos leyendo en clase y cada niña fue seleccionando aquel que más le gustase o que le recordase a su árbol. 


                    


Ilustraron el poema elegido, poema que iba a ser dedicado a su árbol. Para ello, usamos mi técnica favorita, rotulador permanente y acuarelas.


Teníamos el poema, pero nos faltaba la información del árbol. Imprimimos una plantilla para que los niños escribiesen su nombre, el nombre de árbol y un nombre inventado para ese árbol o la razón de haber elegido dicho árbol. 

Adjuntamos la explicación del proyecto y un código QR. 






Recopilamos todas las ubicaciones de todos los árboles y creamos un mapa con todas ellas, de tal forma que al escanear el QR pudiesen ver dónde se escondían todos los árboles de los compañeros y sus poemas. 

Los árboles ya están apareciendo por toda la ciudad y ahora solo queda ir a buscarlos y leer el poema dedicado a cada uno de ellos. 
Si alguien se anima, aquí está el enlace con todos ellos.


                                

                     

                     

                     
                      

"Donde haya gente debe haber un poema liberado de un libro, dejado al aire para alegrarle el día a alguien" Isabel y ángeles Abelleira.

sábado, 20 de marzo de 2021

Votamos las zonas del patio

Este curso por temas COVID hemos tenido que dividir el patio en 6 zonas que ocupamos los 5 grupos de infantil. Cada semana un grupo va a una de las zonas y a la semana siguiente cambiamos, rotando por tanto por todos los espacios.
El orden de cambio lo llevamos las profesoras a través de un código numérico, pero a la hora de contárselo a los niños cada zona tiene varios nombres y lo que para unos era la zona de las ruedas, para otro era la del barco, del castillo...Por lo que decidimos asignar a cada zona un nombre común para las aulas de 4-5, y a cada aula le tocaba nombrar dos zonas.
Yo sabía que para hacerlo quería iniciar una votación, hacer carteles, colgarlos…pero quería plantearles el problema a los niños y niñas y ver qué soluciones se les ocurrían. 
Mi sorpresa fue ver que ellos mismos sugirieron que podíamos votar y contarles a las otras clases cómo íbamos a llamar a las dos zonas que se nos había asignado, incluso una niña propuso hacer carteles y colgarlos. Supongo que cuando acostumbras a los niños a pensar, a buscar soluciones, a revolver cosas votando y a dialogar pasan estas cosas.

  
       
                      
Lo primero que hicimos fue hacer una lluvia de ideas de los nombres y seleccionar los 5 que mejor nos parecía o nombres que no habían salido en otras clases. 

Una vez seleccionados los 5 posibles nombres para cada zona empezó la votación formal. 

Teníamos muchas cosas que hacer así que fuimos haciendo una lista de las tareas y tachando según íbamos realizándolas:

-Recortar papeletas
-Decorar la urna
-Escribir el censo electoral
-Decorar DNI
-Votar
-Hacer carteles
-Comunicar a las otras clases los ganadores
-Colgar los carteles

Nos pusimos manos a la obra.

Primero, repartimos las tareas entre los niños, unos escribieron el nombre de todos a modo censo electoral, otros recortaron las papeletas, otros decoraron la urna y el cartel de la mesa electoral...



El DNI lo fueron haciendo de manera individual, pegando su foto, escribiendo su nombre y apellido y decorándolo a gusto del consumidor. 

Llegado el momento de la votación, cada niño tuvo una papeleta donde marcar su nombre favorito para esa zona, luego tenía que doblarla y esperar a ser llamado. 


Una vez llamado, tenía que enseñar su DNI a los presidentes de la mesa, que comprobaban que correspondiese con la persona que iba a votar, luego metía su papeleta en la urna y los niños de la mesa tachaban su nombre marcando que había votado.




Una vez que todos votaron, hicimos un recuento de las papeletas, comprobamos que hubiese tantas como personas habían votado y vimos el nombre ganador.



Con los dos nombres ganadores hicimos carteles y una nota avisando a las otras clases.




Por último, solo nos quedaba colgar los carteles en el patio y ver los carteles de las otras clases. 




Ya sabemos por tanto que nuestras zonas se llaman: La isla, Arcoíris, El árbol de Laura, Unicornios y Tizas de colores y Las Palmeras.

domingo, 14 de marzo de 2021

Arte al estilo de Bridget Riley

Esta semana hemos estado viendo la obra de Bridget Riley y versionando algunos de sus cuadros más famosos.

Buscando artistas interesantes para trabajar en el aula me topé con Bridget. Enseguida me llamó la atención el juego visual que crea con sus composiciones bicolor. Me pareció muy interesante llevarlo al aula y ver cómo interpretaban sus cuadros, qué veían ellos y cómo podríamos basarnos en ella para construir nuestras propias versiones.



Lo primero que hicimos fue ver sus cuadros y hablar del color, forma y de lo que ellos interpretaban de cada cuadro.

Posteriormente hicimos un taller de arte usando los dos colores que más usaba Bridget: negro y blanco.

El primer día los niños y las niñas pintaron con las manos y con las uñas fueron haciendo marcas en el papel imitando las formas que habían observado en los cuadros. Algunos usaron pintura blanca sobre cartulina negra y otros pintura negra sobre cartulina blanca.




Al pintar con pintura del color opuesto a la cartulina, ésta aparece al rasgar con las uñas.



Una vez seca la pintura recorté las cartulinas en seis trozos iguales para que los niños y las niñas hiciesen un collage con los trozos de todos los cuadros de los compañeros.



Y estos han sido los resultados, al crear el collage con los trozos de otros cuadros se forman composiciones únicas que crean un juego visual muy interesante.











Una vez terminados todos, los he expuesto en el aula junto con las fotos del proceso y cuadros de la propia Bridget.